La iglesia fortificada de Roadeș
una valiosa herencia cultural